Palíndromo: Palabra, frase o texto que puede leerse igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda.

viernes, 22 de febrero de 2013

...y el príncipe se transformó en rana

¡Hooola, erótico mocito real!
¡Oooh!

28 comentarios:

  1. ¿Y el mocito juega al balonmano?
    Salu2 batrácicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que sí; al menos antes jugaba :-)

      Un abrazo, Dyhego.

      Eliminar
  2. lO MALO ES QUE NO SOLO ES EL PRINCIPE EL QUE HA SALIDO RANA. AHÍ ESTA IMPLICADO HASTA EL APUNTADOR. BESOS MJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja! Desde luego que sí, Karras. La charca se ha llenado de ranas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. croak, croak.... me encantaaaaa!!!!!
    bss ranudos

    ResponderEliminar
  4. Me espantan las ranas, incluso las Reales........pero el palin... me encanta. Espero que el encantamiento
    no se convierta en rana.
    bss Pe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah! pues me alegra que te haya gustado el palíndromo. De eso se trata :-)

      Un besazo, hermana.

      Eliminar
  5. quise decir, que NO megustan un pelo los batracios anuros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se, lo se. Me consta :-)

      Más besos, guapa.

      Eliminar
  6. Me gustaba mucho cuando salió y era conocido como "yerno con rey".

    Eso sí, mucho mejor ahora, desenmascarado.

    Besotes intervalados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, que la justicia se encargue de los príncipes-rana.

      Un besote palindromizado.

      Eliminar
  7. Jjajajajja pero mira que eres buena, me encanta!!!
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te encante, Rosa :-)

      Un beso.

      Eliminar
  8. Jajaja...."erótico" MOCITO REAL....no veas lo que me río.... pues mira que este palíndromo no está a tono con la realeza ni nada...jajaja....

    Muy bueno y un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, ni ná :-)
      Gracias, Laura.

      Un besote.

      Eliminar
  9. Jajaja, erótico?
    Buenisimo el principito sapo.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  10. ¿ Sabes, María José ? Cuando quitamos el precio a un regalo, queremos decir que el regalo no tiene precio. Abandonamos una forma de mirar e ingresamos en otra más sutil. No dejamos a las espaldas sólo el ambito de la venalidad o del mercado. También dejamos atrás la dimensión del trueque, de la compensación - tan común por estos pagos en los que nos movemos cada día - e incluso de la justicia. Así es como entramos en la tierra de lo gratuito, de la amistad, del amor y admiración a los demás...
    Un regalo es un gesto perfecto y acabado. Se cierra en sí mismo. Emite radiaciones pero no es una línea que tiende la mano extrema. Por eso es un error correspoder a un regalo, sentir el impaciente dardo de la deuda. Hay un arte para aceptar regalos como lo hay para hacerlos. Para Lou Andreas - Salomé, regalo de Nietzche, de Rilke y de Freud, lo más significativo de su vida le había llegado solo, le había sido regalado. Pero también lo que cuesta esfuerzo es regalo, pues nada garantiza el éxito del constante empeño. Cuando éste llega hay un plus, un don, que los humildes llaman suerte y los soberbios justicia...
    Anaximandro consideraba la vida como una injusticia, y la muerte como su penitencia y reparación. Su error fue considerar que lo que no es justo es injusto. La vida es nuestro mayor regalo y, como cualquier regalo, no lo merecemos más que el que no ha nacido. Pero el orden de lo gratuito nada sabe de justicia. Y donde no hay justicia no puede haber injusticia...

    Tan cerca y tan lejos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que la justicia haga su labor.

      Un abrazo, amigo mortal.

      Eliminar
  11. Pues ahora que lo mencionas, tiene un punto sexy de verdad...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una rana muy sexy, sí ;-)

      Un beso, Pilar.

      Eliminar
  12. Se ha metido en una buena charca el batracio ese.

    Divertido el palíndromo María :-)

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estará bien acompañado :-)

      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  13. Encantador y tierno palíndromo. El príncipe conserva su corona aunque ahora sea una rana, pero se le ve muy feliz, es como si supiera que su encantamiento no durará mucho.
    Un beso muy grande, MJ !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha quedado tan pancho el tío; al menos conserva la corona ;-)

      Un abrazo, Atenea.

      Eliminar