Palíndromo: Palabra, frase o texto que puede leerse igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda.

domingo, 26 de agosto de 2012

Adán y la musa

Adán alojaba su musa bajo la nada.

La musa, bajo la luz azul, alojaba su mal.


18 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No son de reciente creación, pero me apetecía publicarlos anexionados por su similitud en forma y contenido.
      Gracias, Jesús. Celebro que te hayan gustado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Entre la nada y el mal no sé yo si esta musa es mucho de fiar... será casualidad que Adan cayera en la tentación?
    Seguro que estar alojada en la nada la hizo enojar.

    Me alegra volver a leerte preciosa.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debe de ser agradable que te alojen en la NADA, así que es natural que la MUSA se sienta ofendida ¿verdad? ;-)
      Encantada de volver a verte, guapa.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Pasar por tu casa y quedarme con la boca abierta, es todo uno.
    Besos desde el aire Maga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es eso, Rosa. Eres mú exagerá

      Pero gracias, guapa :-)
      Y ya sabes, vuelve cuando quieras, aquí no hay moscas ¡jeje!

      Un beso.

      Eliminar
  4. Muy creativo este, MJ. Quizás eso de alojarla bajo la nada enfadó a la musa.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí; eso seguro, Elysa. ¡A quién se le ocurre!

      Un beso.

      Eliminar
  5. Un muso es lo que tú tienes MJ. Muso... arte.

    Genial. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Musas gracias, José Luis.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy buenos, MJ. Vaya relación llevan Adán y su musa. Me pregunto si esa "musa" no será Eva...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Dos encadenados preciosos. Vaya con Adán !!! Qué manera de tratar a la musa, reduciéndola a la nada! No me extraña que se enfade.
    Muy buenos los dos, MJ !!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda es ella para que se la ningunee ;-)

      Un besote, Atenea.

      Eliminar
  8. Las Musas son imprevisibles cuando se las provoca,nunca sabemos en donde alojan su genialidad o su mal :-)

    Estupendos María!

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo son, sí. Y caprichosas. Mejor no contrariarlas ¿verdad?

      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  9. Vuelvo por tus versos y reversos para encontrarme con una musa escondida bajo la nada, ¡así que allí estaba!. Genial como siempre, despertando reflexiones y sonrisas. Gracias MJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen escondite ¿verdad? :-)
      Gracias a ti, Isabel.

      Un abrazo.

      Eliminar